The Legend of Zelda: Breath of the Wild

The Legend of Zelda: Breath of the Wild introduce un mundo abierto en el que los usuarios serán capaces de encontrar distintos caminos o vías para llegar a un objetivo en el mapa.
Sin reino. Sin recuerdos. Después de un letargo que ha durado 100 años, Link se despierta solo en un mundo que ya no recuerda. Ahora, el héroe legendario debe explorar ese extenso y misterioso mundo y recuperar sus recuerdos antes de que Hyrule esté perdido para siempre.

Armado únicamente con lo que encuentre a su paso, Link emprenderá una aventura para buscar respuestas y obtener los recursos que necesita para sobrevivir.

Descubre el extenso mundo que te rodea
Explora el paisaje de Hyrule como quieras. Escala torres y montañas para avistar nuevos destinos, elige tu propio camino para llegar a ellos y adéntrate en territorios desconocidos.

Torres
Antes de adentrarse en nuevos territorios, Link puede escalar las torres para tener una visión general del terreno.

Santuarios
Existen más de 100 santuarios dispersos por Hyrule. Link debe resolver los enigmas que se encuentran en su interior para demostrar su heroísmo y obtener recompensas dentro del juego.

Aldeas
Link visita muchas aldeas distintas durante su viaje, cada una con un aspecto y unas costumbres distintas.

Establos
Los establos ya no son solo para los caballos. Link también puede utilizarlos para descansar y restablecer su salud, o para preparar comida o elixires antes de embarcarse en su siguiente aventura.

Explora Hyrule

La tableta sheikah muestra un mapa de Hyrule que guiará a Link durante su viaje. También dispone de un catalejo, con el que Link podrá observar lugares interesantes a mucha distancia.

Descarga módulos

En algunos santuarios, Link puede descargar módulos para aprender nuevas habilidades que le ayudarán a resolver enigmas y desbloquear zonas secretas.

Siempre bien organizado

Link puede consultar el estado de su aventura en la tableta sheikah, utilizando la alforja para organizar los objetos y viendo las misiones en el diario de viaje.

Por tierra, mar y aire

Teniendo tanto terreno que explorar, Link necesitará ayuda durante su viaje. Por suerte, dispondrá de muchos medios de transporte que puede desbloquear. Puede recorrer grandes distancias montando a caballo, navegar por las aguas de Hyrule en balsa o subirse por las laderas y descender montañas deslizándose sobre su escudo. Sus aventuras no tendrán límites cuando surque los cielos con su paravela.

Pelea por tu reino

Al despertar, Link está desarmado e indefenso. Deberá confiar en su ingenio para obtener multitud de armas que utilizará durante el combate. Estos objetos se irán desgastando con el tiempo, por lo que siempre debe estar atento para reponerlos.

Por supuesto, combatir implica mucho más que tener armas. Link también deberá aprender distintos ataques para salir victorioso, como disparar su arco mientras está en el aire o utilizar explosivos.

Cazar y obtener víveres 

Link necesitará tener el estómago lleno para salvar Hyrule. Deberá cazar, recoger frutas y verduras o invadir campamentos enemigos para obtener comida con la que el héroe recuperará energías durante sus aventuras. ¡Incluso podrá aprender recetas para que sea aún más interesante! Hacer nuevos platillos no solo mejorará el sabor, también es posible que curen a Link y lo hagan más fuerte.

Vístete para la ocasión

Link puede llevar ropa con mucho estilo, pero cierta vestimenta también le protegerá de los elementos o repelerá el fuego enemigo. Encontrarás desde ropa para la nieve hasta una armadura para Link, pero si te vistes con metal durante una tormenta, ¡puede que te lleves una buena sacudida!

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: